Horarios

Mientras sus rivales disponían de toda la indumentaria deportiva, a María Lorena Ramírez le bastaron sus piernas.