La octava entrega de la saga dará inicio en La Habana, en cuyas calles se desarrollará una peligrosa carrera. Los autos de la isla pone el toque especial.