¿Se acuerdan del fornido y aceitado abanderado que dejó a unas cuantas mujeres con falta de aire? Pues muy pronto lo veremos otra vez y quién sabe si cubierto de aceite.