En su última carrera de 100m planos, el velocista jamaiquino sufrió un doloroso descalabro, mismo que vino acompañado de una de las postales que quedarán en la memoria del deporte y de la humanidad.