Así le respondió a unos fans en el estadio y puede perder su trabajo. ¡Qué locura!