Un par de mensajes por WhatsApp bastaron para seducirla, pero se le escapó de las manos de manera inesperada.