La leyenda viviente del boxeo exhibe sus gustos, algunos de ellos extravagantes que, tal vez, no conocías.