El velocista jamaiquino y campeón olímpico correrá por última vez en su país, a sabiendas que su adiós del atletismo se acerca cada día más.