Pretenden fichar a Kyllian Mbappé por otros 180 millones gracias a estos artilugios en sus patrocinios comerciales. Pero el resto de los clubes no se quedará de brazos cruzados.