Horarios

Mié.Oct.28 12:00 AM EDT
Jue.Oct.29 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Mar.Nov.03 12:00 AM EST
Vie.Nov.06 12:00 AM EST
Mar.Nov.10 12:00 AM EST
Mié.Nov.11 12:00 AM EST
Michael Phelps y su hijo

Michael Phelps nunca será el entrenador de su propio hijo pues lo odiaría

BALTIMORE, Maryland.- Michael Phelps se adapta por estos meses a la vida fuera de las piscinas y lo hace enfocado en Boomer, su hijo de casi un año. Sin embargo, en la educación que piensa darle en su vida hay algo que tiene muy claro.
 
Phelps ya ha llevado a Boomer varias veces a la piscina y le gustaría que su vástago siga sus propios pasos, pero jamás sería su entrenador. “Me detestaría”, le dijo el máximo medallista olímpico al diario francés L’Equipe.
 
No obstante, sí cree que pueda transmitir sus conocimientos y habilidades a otros jóvenes nadadores, aunque está seguro que tendrá algunas piedras en el camino. 
 
"Mi reto será aceptar que algunos no entenderán lo que les quiero decir y otros no conseguirán ponerlas en práctica", dijó Phelps, quien admitió que habla con su propio entrenador, Bob Bowman, sobre cómo tener una mejor relación con sus alumnos.
 
 
Phelps conquistó 23 medallas de oro y 28 en total en los Juegos Olímpicos entre Atenas 2004 y Río 2016. Esta última edición, según él, fue el punto más alto de su carrera pues primero tuvo que recuperarse del consumo de alcohol en el que había caído.
 
 
“En estos dos últimos años fundé una familia, mi hijo nació, dejé el deporte exactamente como quería. Eso será mi mejor recuerdo", dijo.
 
"Después de Londres 2012 quise dejarlo. No quería saber más del deporte. Quería estar solo. Pero no sabía qué hacer y caí en el lado oscuro", admitió sobre su ingreso en un centro de rehabilitación.
 
Ahora, cuando ya no se lanzará más en ninguna carrera, ve el agua como “un lugar de meditación en el que evacúo mis frustraciones y libero mis dificultades”, concluyó.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!