Horarios

Mié.Sep.29 12:55 PM EDT
Dom.Oct.03 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 5:55 PM EDT
Sáb.Oct.23 9:00 PM EDT
Dom.Oct.24 1:30 PM EDT
Dom.Oct.31 2:30 PM EDT

Martín Onti: La Regata Oceánica y la Copa del Rey

BARCELONA, España.- Cuando la confusión gana a la razón casi todo está perdido. En ese desaguisado de cocción política que deriva en tantos otros de propósitos varios, se hace difícil mantener la vertical de un problema conducido al abismo conveniente que manipula un grupo de personas que, al menos, consiguen desestabilizar socialmente a Cataluña. 
 
La decisión de la Fundació Navegació Océanica Barcelona -FNOB- que se ve obligada a cancelar la cuarta edición de la la Barcelona World Race que hubiese dado inicio a la Regata Océanica el venidero 12 de enero en aguas españolas, marca los límites de un camino sin aparente retorno en un conflicto que está llevando a disentir agudamente entre los ciudadanos de una región que no se decide por ser independiente o no.
 
Los movimientos separatistas que comenzaron a manifestarse el 1 de octubre pasado -aunque el origen no tiene su inicio allí- continúan empeorando el panorama político, económico y social de la región y del país sin descontar, está demás aclararlo, el daño que causan al deporte español en sí y sobre todo teniendo en cuenta la importancia que cada disciplina deportiva tiene para España por sus logros mundiales.
 
Si suspender la regata internacional, que siempre ha destacado a la Ciudad Condal como al país, significa un inconveniente de marcada trascendencia en la consideración internacional, también paralelamente habría que tener en cuenta las pérdidas económicas que deberán asumir por ello instituciones como el propio Ayuntamiento de Barcelona, la Fira de Barcelona, la Cámara de Comercio de Barcelona y el Puerto de Barcelona.
 
Si extendemos el alcance de los hechos al contexto general deportivo, donde no podríamos dejar de implicar la importancia que posee el FC Barcelona en el mundo entero, las consecuencias podrían llegar a tener una cobertura y un daño todavía mayor, coincidente estos con los logros que la entidad que preside Josep Maria Bartomeu ha conquistado en el ámbito futbolístico.
 
Puesto esto en perspectiva deportiva, de la que no podemos escaparnos por lógica analítica de la situación, es fácil arribar al desconcierto en que navega estos días el fútbol español, y el deporte en general, con la consabida problemática de muy difícil solución por falta de acuerdo en las conveniencias e intereses del conflicto.
 
Lo cierto es que, para quien no tiene la necesidad de hurgar más profundo en la disyuntiva política, Barcelona pierde con la cancelación de la Regata Oceánica un evento que le daba realce mundial  y que, además, de prosperar la inquietud de María Elena Fort -ex directiva azulgrana cuando Joan Laporta supo ser presidente y del partido del ex presidente de gobierno Carles Puigdemont- en cuanto a su propuesta de que el conjunto de Ernesto Valverde no se presente a jugar la final de la Copa del Rey en Madrid, la suerte de mundo del deporte español se habrá pronunciado sobre la mesa de juego de la Ciudad Condal.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!