Horarios

Martín Onti: La importancia de la oferta

MADRID, España.- El entrenador Manuel Pellegrini no ha convalidado en sus últimos años de profesión, aquellos pergaminos acordes a lo que su carrera ascendente en este deporte habían sido consecuencia de su buen trabajo. Después de su prometedor inicio deportivo en su natal Chile, y posterior buen paso por el balompié ecuatoriano, argentino, y los primeros años en el fútbol español, los mediocres resultados de su tarea fueron protagonista tras asumir en el Real Madrid y tras su paso por el Manchester City inglés de dónde salió la temporada anterior para entregar su cargo a Josep Guardiola.
 
 
Una vez alejado del conjunto británico, Pellegrini aseguró que se alejaría del fútbol hasta no recibir una propuesta acorde que fuese de carácter tan importante como su capacidad y expectativas lo exijan. Fue así que no entendíamos muy bien a qué se refería concretamente el estratega chileno hasta que se dio a conocer la noticia de su regreso a los banquillos en donde algunos jamás pensábamos ver al ingeniero sudamericano.
 
 
Sin embargo, su contratación por parte del Hebei China Fortune nos debería conducir a pensar no sólo en la postura del Ingeniero Pellegrini sino del tentador avance de las inversiones que provienen del gigante país asiático y leer entre líneas, una vez más, el significado del aterrizaje de un técnico con cierto prestigio al servicio de un fútbol de evidente peso comercial.
 
No sería objetiva esta mezcla de crítica y sorprendente actitud que muestra Manuel Pellegrini, sin poner en perspectiva lo que ha generado el fútbol de China en la última década donde, por ejemplo, la televisión internacional ha primado los horarios de los partidos en Europa a sus exigencias, y donde las relaciones comerciales han crecido en paralelo a la respuesta afirmativa del Viejo Continente al aporte económico de los asiáticos.
 
 
Hablar sobre la institución que se suma al importante currículum del Mister chileno, es hablar de lo desconocido en materia del juego de un equipo donde las inversiones monetarias son su principal virtud y donde el juego queda condicionado a las pocas figuras de renombre internacional con que cuenta Pellegrini para no traicionar su esencia.
 
El Hebei China Fortune es hoy una escuadra donde, ahora, su estandarte principal pasa a ser el extécnico del Manchester City y del Real Madrid, a menos que aún consideremos que jugadores en evidente camino descendente en sus carreras, como el argentino Ezequiel Lavezzi, los brasileños Gervinho y Aloisio, el camerunés Stephane Mbia y el francés Gael Kakuta, vayan a significar piezas fundamentales para hacer que la Superliga china surja como potencia mundial en lo meramente futbolístico.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!