Fidel Castro también revolucionó al deporte

LA HABANA, Cuba.- La muerte de Fidel Alejadro Castro Ruz termina con un legado y con una vida relacionada con diversos ámbitos en Cuba, Latinoamérica y el mundo, entre ellos el deporte.

El ex mandatario cubano fue héroe y villano para los deportistas y ciudadanos de ese país, por lo que su influencia fue fundamental.

Aficionado, autoridad, represor e impulsor, el deporte cubano no se puede entender sin su figura.

Era conocida su relación con el fútbol, ya que fue amigo del astro argentino Diego Armando Maradona, además de que fue un delantero muy aguerrido durante su juventud en los años cuarenta.

La tradición beisbolera de la isla lo acercó a esta disciplina, justo cuando era primer ministro en 1959, donde compartió el bat con el Comandante argentino y amigo suyo Ernesto "Che" Guevara, quien igual era un gran seguidor del fútbol.

GALERÍA: Pasajes de Fidel Castro en el Deporte

Con la revolución consumada, Castro impulsó el deporte como medida social. El proyecto político de Fidel se encargó de darle proyección internacional a varias disciplinas, dándole protagonismo a esta nación en los Juegos Olímpicos y en campeonatos del mundo.

La craación de las Escuelas de Iniciación Deportiva (EIDE), el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) y de los Juegos Nacionales en 1961 incentivó a estudiantes a practicar deporte desde muy chicos, además de apoyar a todo aquel deportista que defendiera los colores de Cuba a nivel Internacional. Sin embargo, Fidel siempre estuvo en contra del deporte profesional.

El deporte cultiva los músculos, educa el carácter, desarrolla la inteligencia, hace ciudadanos más saludables y más preparados en todos los sentidos”, decía Castro.

Foto: Getty Images

Durante su mandato se destacaron en el deporte varios compatriotas suyos, entre ellos el célebre boxeador Teófilo Stevenson, además de darle protagonismo a Cuba en el boxeo y el béisbol.

Desde los Juegos Olímpicos de Roma 1960 hasta Río 2016, Cuba es uno de los países latinoamericanos que siempre aspiran a las preseas, contrario a las aspiraciones que tienen países con una mejor infraestructura y apoyo económico como México o Brasil.

Cuba tiene una cosecha de 207 medallas olímpicas, de las cuales 72 son de oro, 65 de plata y 70 de bronce, por lo que es el país más ganador de Latinoamérica y supera a otras naciones de primer mundo como Canadá y España. La diferencia se mostró en comparación con el mandato de Fulgencio Batista, donde el apoyo al deporte fue nulo.

Foto: Getty Images

Bajo el mando de Fidel, Cuba organizó los Juegos Panamericanos de 1991, que es el evento deportivo más importante de América.

Sin embargo, no todo fue color de rosa, ya que por sus ideales varios atletas se pusieron en contra de Fidel. Por represión, perseguir a sus familias o frenar las aspiraciones de los deportistas, el "Comandante" fue el motivo por el que muchas figuras se fueron a otras naciones para seguir su carrera, en especial aquellos casos donde había una relación con Estados Unidos.

Raúl Castro, hermano de Fidel, tomó el poder en 2008 en sustitución del "Comandante". Las relaciones diplomáticas con Estados Unidos se solucionaron, por lo que las Mantarrayas de Tampa Bay y la Selección de los Estados Unidos de Fútbol visitaron este año a la isla caribeña, visita que nos hizo recordar la convivencia entre Fidel y el también fallecido Muhammad Ali.

Luz y sombra, Fidel revolucionó el deporte mundial.

El deporte no es en nuestra patria un instrumento de la política, pero el deporte en nuestra patria sí es una consecuencia de la Revolución”.

Foto: Getty Images

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!