Horarios

Mar.Sep.22 12:00 AM EDT
Mié.Sep.23 12:00 AM EDT
Vie.Sep.25 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.26 12:00 AM EDT
Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.03 12:00 AM EDT

Falsos mitos sobre el ejercicio y hacer deporte

MIAMI, Florida. - Hacer deporte todos los días es una de las actividades que mejora tu rendimiento físico y ayuda a tu memoria, además de mantenerte saludable. Sin embargo, aquí tienes algunos mitos sobre las desventajas del ejercicio de acuerdo con el portal de noticias universia.net.mx y la sección de ciencias de elcomercio.pe.
 
 
Número 1: El músculo se convierte en grasa si dejas de hacer ejercicio
 
Esto es absolutamente falso… De acuerdo con Brian Udermann, investigador del Departamento de Ciencias del Deporte de la Universidad de Wisconsin-La Crosse, en Estados Unidos y quien además tiene un doctorado en Ciencias de la Educación y la Fisiología del Ejercicio en Syracuse University.
 
Udermann dice que hacer ejercicio físico constantemente ayuda a que las células madre se ordenen y se transformen en hueso, en lugar de formar grasa. Y producto de que en la médula ósea se forman las células sanguíneas, ejercitarte incrementa el número de glóbulos rojos que circulan por tus arterias llevando oxígeno y nutrientes a todos los tejidos.
 
En otras palabras, si llevas una vida sedentaria o estar echado en un sofá todo el día es tu actividad favorita, es mucho más probable que tu médula ósea se llene de grasa y es más fácil que padezcas anemia.
 
 
Número 2: Las mañanas son mejores para ejercitarse porque se queman más calorías
 
Tampoco es cierto, Brian manifiesta que se quema exactamente el mismo número de calorías a las cinco de la mañana que a las tres de la tarde. Más aún, este experto dice que el rendimiento físico puede disminuir en las horas de la mañana ya que la temperatura del cuerpo está en su momento más bajo, al igual que los niveles de vitalidad y energía.
 
Por lo tanto, no importa la hora que asignes para ejercitarte, lo importante es que lleves a cabo dicha actividad.
 
 
Número 3: Hacer deporte aumenta el apetito
 
En realidad es todo lo contrario, hacer deporte reduce el apetito. Varios estudios muestran que actividades como correr y caminar incrementan la sensibilidad de la leptina, también conocida como proteína OB, una hormona liberada por las células grasas las cuales avisan al organismo que llegó el momento de dejar de ingerir alimentos.
 
Además, cuando se hace ejercicio aumenta la cantidad de la hormona de la amilina en el flujo sanguíneo, y esto disminuye al máximo la sensación de hambre.
 
Número 4: Los dolores musculares desaparecen bebiendo agua con azúcar
 
Los dolores musculares que se manifiestan tras haber realizado una actividad física surgen producto de un daño muscular “a nivel microscópico, y no a la formación del ácido láctico, como mucha gente cree, por lo que tampoco es cierto que desaparezcan bebiendo agua con azúcar”, explicó Udermann.
 
No obstante, el investigador recomienda realizar estiramientos suaves y practicar actividad física ligera después de haber hecho un ejercicio intenso que requirió mucho esfuerzo, son algunas de las cosas que se pueden realizar para prevenir estos síntomas.
 
 
Número 5: Sin dolor, no hay ganancia
 
Este es probablemente uno de los mayores mitos sobre hacer ejercicio, pues las recomendaciones indican que al momento de hacer deporte se debe sentir esfuerzo físico pero en ningún momento dolor. Esto último únicamente indicaría que: la ejecución es inadecuada, las cargas aplicadas no son las correctas o que hay una lesión preexistente. 
 
Y atención que el dolor tampoco debe de persistir después del ejercicio, de ser así, lo mejor sería consultar con profesionales del ejercicio.
 
 
Número 6: Para reducir la barriga sólo se necesitan fajas y ejercicios abdominales
 
Cynthia Mendoza, especialista del Club Médico Deportivo Bodytech dice que “el ejercicio exclusivo de una zona corporal no modifica la cantidad de grasa presente en el sitio”. 
 
Explica que son necesarios ejercicios combinados como actividades cardiovasculares junto con ejercicio de fuerza en grupos musculares grandes para mejores resultados. “Las fajas tienen características de modificar distribución de las células grasas bajo la piel, como lo hace un cinturón, pero no estimulan la quema de grasa. La sudoración local no tiene ningún impacto sobre la quema de grasas”, recalca.
 
Número 7: Hacer pesas endurece las grasas
 
“No es cierto. El tejido graso tiene fibras de tejido conectivo, que están sujetas a la capa muscular subyacente. Cuando esos músculos están flácidos, la grasa no tiene suficiente soporte y parece blanda. Una vez que se fortalecen los músculos, las fibras de soporte se tensan, lo que le da a la grasa una apariencia más firme, pero sin modificar su composición interna”, comenta Mendoza.
 
 
Número 8: Se pierde más peso al ejercitarse en ayunas
 
Este mito además de ser falso es una práctica poco recomendable, pues como explica la especialista peruana, se requiere un aporte mínimo de calorías provenientes de los alimentos para comenzar el ejercicio, pues en ayunas se incrementa el riesgo de deshidratación, hipoglicemia o mala tolerancia al esfuerzo.
 
 
Número 9: Se necesitan suplementos de proteinas para aumentar la masa muscular
 
En algunos casos, se incluyen los complementos proteicos para mejorar el aporte nutricional si el practicante no puede modificar su dieta o cuando sus requerimientos son mayores, pero en líneas generales, las proteínas de la dieta aportan la suficiente cantidad de aminoácidos para aumentar la masa muscular. 
 
 
Número 10: Hacer deporte únicamente le sirve a los jóvenes
 
¡Absolutamente falso e incorrecto! Los beneficios de hacer deporte son demasiados, por ejemplo: ayudan a combatir problemas como la hipertensión, la diabetes, las enfermedades cardiacas, el cáncer, el asma, la osteoporosis, la demencia, la artritis y artrosis, y la epilepsia, entre muchas más. 
 
Existen muchos otros falsos mitos sobre las desventajas del ejercicio y hacer deporte, pero lo que sí es cierto es que llevar a cabo éste tipo de actividades con regularidad y de manera sistemática ha demostrado ser una práctica muy beneficiosa en la prevención, desarrollo y rehabilitación de la salud, a la vez que ayuda al carácter, la disciplina y a la toma de decisiones en la vida cotidiana.
 
     *Sígueme en Twitter: @HernandoVisbal
 
MIRA TAMBIÉN:
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!