El liderazgo y los números del quarterback de Seattle lo tienen a la par de un histórico como Aaron Rodgers. ¿Podrá mantener el buen nivel?