El líder de la Iglesia Católica canonizó a cinco nuevos santos y al publicarlo en su cuenta de Twitter en inglés utilizó el hashtag que los aficionados usan para apoyar al equipo de la NFL.