Cam Newton

Cam Newton, de QB a Revolucionario de las Carolinas

CHARLOTTE, Carolina.- Extrovertido y temerario, son algunas de las muchas descripciones que se tienen sobre el Mariscal de Campo de las Panteras, Cam Newton, quien este fin de semana no solo busca la gloria del Super Bowl sino también la unificación de Carolina del Norte y Carolina del Sur, para que reine la paz en ambas entidades.

Newton llegó a la franquicia de las Panteras de Carolina en 2011, donde lo primero que aprendió fue la filosofía con la que se creo el equipo hace 21 años, que era unir sentimentalmente y sin sobrepasar los límites deportivos, a las dos entidades vecinas.

Esta situación se agudizó para Cameron Jerrell tras el asesinato de nueve personas en la iglesia Metodista Emanuel, de Charleston el 23 de junio de 2015, donde un sujeto abrió fuego en contra de los asistentes, situación que llevó al pasador de las Panteras de Carolina a presentar sus condolencias sin necesidad de los reflectores de la prensa.

 

toMUCHisG1VENmuch1Srequired THANKuGODforG1ViNGmeTH1Splatform iW1LLbeFOREVERgreatfu1 -1OVE

Una foto publicada por Cam Newton (@cameron1newton) el

 

Newton se dio cita en los servicios funerarios de estas personas, y en especial en el de la madre de uno de sus amigos, Chris Singleton, jugador de beisbol de la Universidad del Sur de Charleston, quien perdió a su progenitora en el ataque.

Este evento demostró el compromiso de Cam con la misión de la franquicia, y tal situación se logró en la temporada 2015 de la NFL gracias al récord de 15-1, lo que fue un ligero bálsamo para las ciudades tras la tragedia de junio.

Mucho de este éxito se debió a Newton, quien tuvo sus mejores números (3,837 yardas, 35 pases de touchdowns y otros 10 por carrera) desde que llegó a la NFL en 2011.

Nada mal para quien fuera un chico poco estable que se robó una lap-top en su primer año como colegial, lo que fue un gran escándalo en la Universidad de Florida y que puso en vilo el futuro del jugador; sin embargo, a raíz de eso, el oriundo de Atlanta defiende cada vez que “todos merecemos una segunda oportunidad, a mí se me dio y lo agradezco”.

Al término de su época como colegial en Auburn, y de la mejor manera: ganó el trofeo Heisman (al mejor jugador de la NCAA) logrando el título al vencer los Tigres a los Patos de Oregon; nadie ha logrado ese par de hitos para luego ser el número uno global del draft de la NFL, lo que le aseguró ganar 22 millones de dólares en sus primeros cuatro años.

Desde joven había jugado futbol americano, siguiendo los pasos de su padre y su hermano mayor, Cecil, quien fue centro de los Cuervos de Baltimore. En la preparatoria, alternó el emparrillado con el diamante y las duelas, pero a los 14 dejó el beisbol por temor a un bolazo en la cabeza, y en el basquetbol siempre se metía en problemas de faltas.

BEcoachableBOOG1E! -1OVE

Posted by Cam Newton on miércoles, 23 de diciembre de 2015

Estaba claro, lo suyo era con el ovoide. En su primer año en la NFL deslumbró: fue el mejor novato ofensivo y, con el aplomo que mostró, las Panteras confirmaron que podrían construir un equipo ganador a su alrededor.

Sin embargo, el proyecto felino e incluso la vida misma de Cam estuvieron a punto de esfumarse el 9 de diciembre de 2014, cuando la camioneta que conducía volcó en la autopista dando varias volteretas en el aire; el QB tuvo un par de fracturas en la espalda, pero en 12 días los médicos lo declararon recuperado. “Las manos de Dios estuvieron siempre sobre mí, creo que estoy en su equipo de fantasy”, dijo días después del accidente, provocado por la embestida de otro vehículo.

El jersey número 1 de las Panteras nunca ha ocultado su fe: cuando ganó el cetro con Auburn lo primero que dijo fue: “Sé que he hecho cosas no muy buenas en el pasado, pero Dios me está usando ahora con un propósito”.

A la par de su devoción, otros aspectos de su personalidad llegan a sorprender: no come otra carne que no sea de animales marinos y lo mismo se le ve acudir a un centro comercial con pantalones pescadores de color rosa (de su propia línea de ropa), que bailar de manera extravagante tras anotar un TD, lo que llega a molestar a algunos.

Richard Dent, ala defensiva campeón con los Osos de Chicago en el Super Bowl XX, califica los efusivos festejos de Newton como “una falta de respeto, los chicos de ahora hacen eso para ser populares en redes sociales, todo se trata de lucimiento”.

Para otros, sus danzas influyen positivamente. La fundación que preside dio pavo y otros alimentos a 900 niños de escasos recursos en Atlanta durante el fin de semana posterior al Día de Acción de Gracias, evento que culminó con un baile en el que varios de los pequeños imitaron la polémica celebración del quarterback, presente para ver el show.

Ha habido bonanza a granel para Newton desde aquel día cuando brindó su apoyo a las víctimas del tiroteo de Charleston, como el rostro solidario de la franquicia con sede en la norteña ciudad de Charlotte.

En julio pasado se recibió de sociólogo, días después de firmar una extensión de contrato por 103.8 millones de dólares por cinco años.

 

En 2016, más bendiciones podrían venir: Cam fue designado pasador del equipo ideal de la NFL (All-Pro) y ahora puede ser nombrado Jugador Más Valioso de la campaña.

Además, su equipo es favorito para coronarse el 7 de febrero en el Super Bowl 50, algo que coronaría el sueño de la unificación sentimental, en el ámbito deportivo, de las Carolinas, la  gran comisión de las Panteras desde que fueron fundadas y de la que este joven de 26 años es un pilar.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!