Horarios

Nuevos procedimientos para el pesaje de UFC 199

LOS ANGELES, California.- Luego de 15 años de llevar una misma estructura a la hora de los pesajes, UFC 199 será diferente. La Comisión Atlética del Estado de California (CSAC por sus siglas en inglés), busca romper con la cultura de deshidratación y cortes de peso extremos en el deporte y aprobó nuevas reglas en febrero, reglas que ya han sido adaptadas por otras comisiones en los Estados Unidos. UFC 199 en Los Angeles será el primer evento de la empresa en aplicar las nuevas regulaciones y podría establecer la nueva norma. La explicación sobre el procedimiento es la siguiente:
 
El cambio principal se llevará a cabo el día del pesaje, previo al evento. Desde las 10 am, los atletas tienen un período de cuatro horas para presentarse a un pesaje en un hotel cercano. Los peleadores pueden pasar por la balanza en cualquier momento dentro de ese período y el proceso estará supervisado por oficiales de la UFC y la Comisión. La idea es darle a los peleadores más tiempo a rehidratarse.
 
Además, los doctores presentes durante el día del pesaje y el día del evento le prestarán más atención a la hidratación de los peleadores durante las examinaciones. Por primera vez, los doctores podrán realizar exámenes de gravedad específica en la noche del encuentro para determinar si un peleador está lo suficientemente hidratado para competir. Si un atleta sigue severamente deshidratado al momento de pelear, podría ser removido de la cartelera por motivos de seguridad.
 
Además,  los pesajes seguirán siendo transmitidos y serán prácticamente iguales, de acuerdo al vicepresidente de relaciones públicas de la UFC, Dave Sholler. Seguirán llevándose a cabo a las 4 pm. Los peleadores posarán en el escenario y harán los careos como siempre. La única diferencia será que Joe Rogan anunciará los pesos registrados anteriormente en vez de leerlos de una balanza en el momento.
 
El pesaje de las 4 pm será abierto al público y se transmitirá por Fox Sports 1 como siempre. El pesaje oficial que inicia desde las 10 am será cerrado al público y a los medios. Andy Foster, funcionario ejecutivo de la CSAC, dice que estos últimos no pueden ser públicos ya que se estarán realizando exámenes médicos en el mismo lugar, aunque esto podría cambiar.
 
Ahora bien, una vez que un peleador declara su pesaje oficial entre las 10 am y las 2 pm, el protocolo típico tendrá efecto. Si no da el peso, tendrá una segunda oportunidad. Si aún no da el peso, todavía tendrá el período de una hora para llegar al límite de la categoría. Si el peleador aún supera el límite por más de una libra tras una hora, perderá el 20 por ciento de su paga. Esto no ha cambiado.
 
En cuanto a la transparencia de los procedimientos, se llamará a un representante del equipo del oponente para hacer de testigo del pesaje junto con los miembros de la comisión. La UFC anunciará los pesos oficiales en su pesaje televisado a las 4 pm y la comisión atlética tendrá los números disponibles como documentos públicos.
 
Por otra parte, el doctor Edmund Ayoub, vicepresidente de la Asociación de Comisiones de Boxeo de los Estados Unidos, dice que no prevé la pérdida de peleas debido a las nuevas reglas. Según Ayoub, que ayudó a crear los nuevos procedimientos, un peleador que está severamente deshidratado en el día del pesaje recibirá un plan para rehidratarse propiamente antes de la pelea. Solo se evitará que compita si sigue severamente deshidratado en el día de la pelea sin tiempo para reponer nutrientes.
 
“Esto es importante. El objetivo aquí no es descalificar a los peleadores”, dijo Ayoub. “El objetivo aquí es cambiar la idea de que el perder cantidades masivas de peso para competir en una categoría más baja te hará un mejor peleador. Porque el resultado es absoluta e inequívocamente el opuesto, pero aún existe esa mentalidad”.
 
Según Ayoub, hay algunos indicadores que incluyen el ritmo cardíaco, la presión sanguínea y la turgencia de la piel. Si un peleador tiene una frecuencia cardíaca alta, baja presión sanguínea una falta de elasticidad en la piel, esa es una mala señal. En ese punto, se pueden realizar exámenes de gravedad específica en la noche de la pelea para analizar el nivel de hidratación. Una combinación de todas estas cosas determinará si un peleador está deshidratado.
 
Muchos expertos creen que los cortes de peso son el mayor problema en el deporte. Está instalada la idea de que mientras más peso pueda cortar un peleador, mejor, ya que así podrá pelear en una categoría donde tiene una ventaja de tamaño. Hay peleadores que pierden 30 libras (alrededor de 13 kilos) o más para llegar a su categoría, y la manera de lograr esto es mediante una deshidratación severa.
 
La deshidratación es un problema en sí misma y es exacerbada para alguien que va a recibir golpes en la cabeza unas horas después. Ayoub y sus pares creen que un peleador no puede rehidratarse tan solo 24 horas después de vaciarse de todos esos líquidos y nutrientes necesarios, y eso incluye a fluidos que rodean y protegen al cerebro sin los cuales incrementan los riesgos de conmociones y daños permanentes.
 
Además, Ayoub cree que el desempeño de los peleadores también sufre y que la ventaja de cortar peso es un mito. “Hay una creencia de los peleadores, agravada por las presiones subyacentes de los promotores, que pelear en una categoría por debajo de su peso normal los hará más fuertes”, dijo Ayoub. “Es un mito, es absolutamente falso. Necesito hacer que la gente deje de pensar eso”.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!