Horarios

Dom.Sep.26 1:30 PM EDT
Dom.Sep.26 11:30 PM EDT
Dom.Oct.03 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 5:55 PM EDT
Sáb.Oct.23 9:00 PM EDT
Dom.Oct.24 1:30 PM EDT
Dom.Oct.31 2:30 PM EDT

Mackenzie Dern detalla dificultad con pérdida de peso: "Me da pena"

LOS ÁNGELES, California.- En la cartelera principal del UFC 224 - evento realizado ese sábado (12), en Río de Janeiro -, Mackenzie Dern finalizó a Amanda Cooper aún en la primera ronda, como prometió. Sin embargo, la estadounidense -que es hija de un ex luchador brasileño- tuvo problemas con la pérdida de peso y, se quedó más de tres kilos por encima del límite permitido por la división peso-paja (52 kg) en la víspera del show. Después de la confrontación, la experta en jiu-jitsu analizó que su fracaso en el pesaje se produjo por un error de meses atrás y aseguró tener vergüenza de lo ocurrido.

A pesar de estar tan por encima del peso máximo de la categoría, la estadounidense aseguró que intentó hasta el último segundo completar la pérdida de peso con éxito, pero después de algunas horas en la sauna, en la mañana del pesaje, la Comisión Atlética Brasileña de MMA la prohibió continuar con el proceso. Además, en conversación con los periodistas tras el show, Mackenzie comparó su error con los grandes campeones de la organización que usan drogas.

"Todo el mundo me está preguntando qué sucedió en la pérdida de peso. Puedo decir aquí mil excusas, pero realmente creo que el problema con mi pèrdida de peso fue un problema allá atrás, meses atrás en mi última lucha. Mi problema es la dieta. El hecho de haber logrado antes me hizo pensar que yo sabía lo que estaba haciendo, tenía muchas cosas sucediendo también. Pero eso no es excusa, el hecho de haber perdido el vuelo y otras cosas que sucedió. Desde el día que llegué, ellos intentaron ayudarme, pero yo respondía: 'No, voy a conseguirlo, voy a conseguirlo'. Sufrí la última vez, pero creía que esta vez yo iba a conseguirlo ", explicó la peso-paja.

"Y llegó el viernes, a las 9 de la mañana y no estaba saliendo nada más. Yo estaba en la sauna, pero no sudaba, no podía caminar y me di cuenta de que no me daba para seguir. Aún así que Amanda aceptó la lucha, es una cosa de la que tengo vergüenza. No quiero que eso suceda de nuevo, pero es un error. No es que un error sea mayor que otro, pero no uso bomba, no uso drogas. Poxa, tiene campeones que usan drogas y cocaína. El UFC está invirtiendo en mí y voy a trabajar con ellos para evitar que eso suceda de nuevo ".

Como perdió el vuelo a Río de Janeiro, la estadounidense tuvo un día menos en su calendario para alcanzar el peso y aún tuvo que lidiar con el líquido retenido durante el período en el avión. Incluso con algunas horas para subir a la balanza, el jueves (10), Mackenzie entró en contacto con su empresario y aseguró que no tenía la misma confianza que conseguiría alcanzar los 52 kg de la categoría.

"Cuando llegué, llegué 'pesada'. Había perdido mi vuelo y estaba contando con un día más. Pero tan pronto como llegué, me pesaron, ellos son muy cuidadosos con los atletas de ellos, y ellos dijeron: 'Mira, estás pesada. Usted necesita lograr el peso mañana. Y acababa de llegar, bebí mucha agua durante el vuelo, tenía mucho líquido retenido. Y al día siguiente estaba en el peso y me liberaron para seguir perdiendo. Seguí allí, confiado en que yo iba a conseguirlo. Perdí cuatro kilos en un día, el jueves por la noche empecé a quedar un poco nerviosa", detalló la estadounidense.

"Hablé con mi mánager: 'Mira, es difícil, no sé lo que va a pasar mañana, vamos a ver'. El viernes por la mañana, fui a la sauna a las seis de la mañana, quería seguir intentando, mi cabeza estaba bien. La Comisión ya me estaba acompañando, me quedé dos horas en la sauna y no perdí nada, así que me mandaron parar. Me aseguraron que ya estaban corriendo atrás para hacer el peso casado. Intenté darlo todo, nunca fue mi elección no intentar".

Con esta falla en el UFC 224, Mackenzie no consiguió llegar al peso de la división de las pajas por tercera vez en su carrera - se presentó seis veces en esta división. Por eso, existe la especulación de que el Ultimate pueda obligarla a cambiar de categoría y hacer que ella suba a las moscas (57 kg). Pero, de acuerdo con la estadounidense, eso no es una posibilidad.

"Quiero continuar como peso-paja. Mi mánager dijo que existe la posibilidad de que UFC me haga subir, pero creo que no. La semana pasada incluso me llamaron para hablar sobre el instituto en Las Vegas y mostrarme que quieren invertir en mí. He aceptado trabajar con ellos, no puedo perder la oportunidad de recibir esa ayuda, de una organización que es tan grande", aseguró.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!