Horarios

Dom.Dic.05 1:30 PM EST
Dom.Dic.12 1:30 PM EST
Dom.Dic.26 2:30 PM EST
Joanna teve dificuldade para atingir o peso limite da divisão peso-palha (52 kg)

Joanna revela haber perdido 7 kg en 14 horas antes de su última lucha

POLONIA- Con su derrota para Rose Namajunas en el UFC 217, ocurrido en noviembre pasado, Joanna Jedrzejczyk perdió la invencibilidad y el cinturón de las pajas (52 kg). A pesar de su desempeño, la ex campeona de la división ganó una oportunidad de tener su revancha en la edición 223 del show, marcada para el 7 de abril. Con esta nueva oportunidad, la polaca tiene una certeza: no repetir los mismos errores que cometió antes de dar adiós a su título.
 
En una entrevista al programa MMA Hour, Joanna reveló que tuvo mucha dificultad para bajar de peso antes de su primer enfrentamiento con Namajunas. Esto porque la polaca narró que necesitó eliminar unos 7 kg en la víspera del pesaje y que sintió las piernas durmiendo poco después de dejar la balanza.
 
“Me sentí mal, necesitaba bajarr casi 7 kg en 14 horas. Lo hice en 14 horas. Creo que la Perfecting Athletes [clínica que ayuda a los atletas a bajar de peso] no podían creer que lo hice. Comencé mi corte de peso en la granja, alrededor de 17 horas, y yo estaba en el peso cinco minutos antes de las 11 horas, el viernes, fue un milagro. Yo pedí a Dios darme ese milagro. Y sucedió. Lo hice mentalmente. Lloré, estaba débil, pero creí. Hablé con una de las personas de Perfecting Athletes: ‘Sería una vergüenza la campeona no llegar el peso’, pero lo conseguí. Ni siquiera lo creí, recordó la polaca.
 
“Después del pesaje yo sólo tomé líquidos y me fui a la cama. Pero mis piernas se quedaron dormidas cuando me desperté. Le dije a mi médico que mis piernas estaban dormidas y él dijo que no tenía que preocuparme. Yo necesitaba hidratarme más y quedaría bien. Pero al día siguiente sentí la misma cosa y empecé a pensar en las cosas más locas. Estaba en la lucha mentalmente, quería entrar en la lucha y espantar mis preocupaciones”.
 
Debido a estos acontecimientos, la ex campeona de las pajas admitió que ella y su equipo eligieron el enfoque equivocado para bajar de peso. La polaca explicó que la semana anterior al evento estaba con 57,6 kg, pero cuando faltaba seis días para subir al octágono su peso subió a casi 60 kg y sería prácticamente imposible alcanzar el límite de su categoría en el corto período de tiempo.
 
A pesar de todas las dificultades y de sentirse mal el día de la confrontación, Joanna no pensó desistir o buscar tratamiento médico para la adormecimiento que sentía. De acuerdo con la ex campeona, si relata que se sentía mal, su lucha podría ser cancelada y la luchadora no quería decepcionar a sus fans.
 
“Tenía miedo de que ellos cancelaran mi lucha. No podía hacer eso con mis fans. Soy una verdadera guerrera. Si quieren creer, pueden creer. Si no, voy a probar que están equivocados. Todavía soy la campeona”, concluyó.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!