Horarios

Fedor Emelianenko se impuso sobre Fabio Maldonado a duras penas

En los resultados, Fedor Emelianenko se llevó la decisión dividida sobre Fabio Maldonado y acumuló su quinta victoria seguida, pero los resultados no lo dicen todo. Es difícil considerar al evento principal de Eurasia Fight Nights 50 un triunfo para “El Último Emperador” dado su pobre desempeño frente a un peso semicompleto y las circunstancias sospechosas de su victoria en las tarjetas. Lo que se presentó a pelear en su Rusia natal, frente a un oponente elegido por él mismo, no fue sino la sombra de aquel campeón imbatible reducido por la edad y las circunstancias.

Avanzando confiado con las manos bajas, casi sin juego de pies y sin mover mucho la cabeza, prefiriendo lanzar volados al uso de la técnica incluso cuando sólo impactaban inútilmente contra la guardia de su oponente, Fedor se vió en problemas temprano en el primer asalto. Maldonado encontró su momento y conectó con una mano pesada que dejó a Emelianenko en el suelo. Siguieron golpes en la lona que dejaron al rostro del ruso una masa hinchada y sangrante e incluso más castigo cuando Fedor pudo ponerse de pie a duras penas, escapando con zancadas temblorosas sin siquiera intentar defenderse.

Solo su sólida quijada y la gracia del referí a la estrella local salvaron a Emelianenko de una merecida derrota por nocaut. Y entonces pasó algo muy extraño. Maldonado dejó de pelear. No literalmente, pero jamás volvió al nivel de agresión que le permitió vapulear brutalmente a su rival. El ritmo del segundo y tercer round fue cada vez más lento, con una ofensiva cada vez más escasa de parte de ambos hombres. La fatiga jugó su papel, el cardio de ambos dejó que desear, pero Maldonado jamás volvió a tomar una oportunidad para atacar seriamente. Hasta el comentarista ruso notó lo raro de la situación.

En los resultados, Fedor Emelianenko se llevó la decisión dividida sobre Fabio Maldonado y acumuló su quinta victoria seguida, pero los resultados no lo dicen todo. Es difícil considerar al evento principal de Eurasia Fight Nights 50 un triunfo para “El Último Emperador” dado su pobre desempeño frente a un peso semicompleto y las circunstancias sospechosas de su victoria en las tarjetas. Lo que se presentó a pelear en su Rusia natal, frente a un oponente elegido por él mismo, no fue sino la sombra de aquel campeón imbatible reducido por la edad y las circunstancias.

Avanzando confiado con las manos bajas, casi sin juego de pies y sin mover mucho la cabeza, prefiriendo lanzar volados al uso de la técnica incluso cuando sólo impactaban inútilmente contra la guardia de su oponente, Fedor se vió en problemas temprano en el primer asalto. Maldonado encontró su momento y conectó con una mano pesada que dejó a Emelianenko en el suelo. Siguieron golpes en la lona que dejaron al rostro del ruso una masa hinchada y sangrante e incluso más castigo cuando Fedor pudo ponerse de pie a duras penas, escapando con zancadas temblorosas sin siquiera intentar defenderse.

Solo su sólida quijada y la gracia del referí a la estrella local salvaron a Emelianenko de una merecida derrota por nocaut. Y entonces pasó algo muy extraño. Maldonado dejó de pelear. No literalmente, pero jamás volvió al nivel de agresión que le permitió vapulear brutalmente a su rival. El ritmo del segundo y tercer round fue cada vez más lento, con una ofensiva cada vez más escasa de parte de ambos hombres. La fatiga jugó su papel, el cardio de ambos dejó que desear, pero Maldonado jamás volvió a tomar una oportunidad para atacar seriamente. Hasta el comentarista ruso notó lo raro de la situación.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!