Horarios

Ex ejecutivo de Bellator alega que fue despedido por protestar contra prácticas ilegales

Zach Light, ex director de desarrollo de talentos de Bellator, presentó una demanda contra la promoción y su empresa matriz Viacom por despido injustificado el martes en el Tribunal Superior de Los Ángeles. En la misma, Light alega que fue despedido por “haber protestado ciertas prácticas ilegales que ponían en riesgo la salud y seguridad de peleadores profesionales” para beneficio de Bellator. De ser ciertas, las declaraciones de Light podrían resultar en la pérdida de la licencia de promotor de la empresa de Scott Coker.

Light dice que, según una fuente confiable, los exámenes médicos presentados por Ryan Martinez para Bellator 126 “ciertamente fueron falsificados”. Además, varios peleadores en Bellator 131 “presentaron exámenes médicos requeridos por el estado de California de parte de un Adam Rendon, quien no es un médico con licencia”, lo que viola dos secciones del código de Negocios y Profesiones. Según la demanda, los reportes de Light respecto a estos asuntos fueron rechazados por Scott Coker y por el vicepresidente de talentos Rich Chou. El texto reza:

“Aproximadamente 48 horas antes de la pelea de Martinez en Bellator 126, Light reportó sus hallazgos a Rich Chou, Vicepresidente de Talentos del acusado Bellator. Chou aseguró a Light que él se encargaría y que Light debería enfocarse en su trabajo. Cuando Light no tuvo más noticias de Chou, abordó a Coker respecto a la pelea de Martinez basada en exámenes médicos falsos, una violación a la ley de Arizona. Coker le dijo a Light que haga lo que Chou dijo sin tratar el tema. Entonces, Light volvió a hablar con Chou, quien amenazó con despedir a Light si seguía tocando el asunto”.

“Light se enteró después que Martinez jamás volvió a pelear tras su derrota. Previo a Bellator 131, Light le dijo a Coker que peleadores ya habían sido suspendidos por hacer que Rendon firmase sus exámenes médicos, ya que Rendon no es un médico licenciado. Coker le dijo a Light que mucha gente estaba a punto de perder su trabajo en Bellator la semana siguiente y le preguntó si quería conservar el suyo, indicando que debería quedarse tranquilo y no armar polémicas. Light no volvió a hablar del tema por miedo a perder su empleo”.

La demanda también alega que Coker hizo que Light diese encuentros difíciles específicamente a peleadores representados por Anthony McGann, a quien Coker tildó de “terrorista”, indicando que debían salir “vencidos, y vencidos severamente”. La idea era despedir a los peleadores tras que acumulasen derrotas, lo que la demanda plantea es equivalente a arreglar peleas, todo como venganza porque McGann representaba a Quinton “Rampage” Jackson cuando firmó con la UFC mientras estaba bajo contrato con Bellator.

Otras posibles infracciones detalladas son el contratar al manager Mike Kogan como un ejecutivo en la empresa a pesar de que el mismo representa a peleadores en Bellator, creando un conflicto de intereses, y que un conductor para la van de la empresa conservó su empleo tras perder su licencia por conducir bajo la influencia del alcohol. Light dice que sufrió un ataque de ansiedad tras de Bellator 136 y requirió de una extensa baja médica hasta el 10 de marzo del 2016, siendo despedido el 17 del mismo mes.

Por supuesto que, al tratarse de una demanda por parte de un ex empleado, todo esto podría no ser más que una serie de acusaciones falsas. La respuesta de Bellator cuando Bloody Elbow les pidió un comentario fue: “Es política de la compañía no hacer comentarios sobre cuestiones jurídicas en curso”.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!