Horarios

Dom.Dic.12 1:30 PM EST
Dom.Dic.26 2:30 PM EST
Michael Bisping pretende terminar su carrera en el UFC Londres, en marzo

Bisping rechaza el duelo con Belfort y ataca: “Es un hipócrita”

MANCHESTER,INGLATERRA.- El UFC St. Louis, ocurrido el 14 de enero, en Estados Unidos, sería marcado como la última vez que Vitor Belfort subía al octágono. Sin embargo, su adversario Uriah Hall tuvo problemas durante el corte de peso y se retiró de esa carta para ser hospitalizado. Por su parte, el brasileño aceptó una posible lucha con Michael Bisping para el evento que tendrá lugar en Londres (Inglaterra), en marzo.
 
Acontece que el ex campeón de los medios (84 kg) parece no estar interesado en la confrontación. Después que Fenómeno’ lo provocó y pidió que el inglés dejara de disculparse para no luchar, Bisping pareció no sacudirse con el ataque y explicó el real motivo de negarse a enfrentarse al brasileño donde quiera que sea el evento.
 
“No pelearé con Vitor Belfort en Londres. Por supuesto no pelearé con Vitor Belfort en Londres. No voy a luchar con él, 0% de chance”, aseguró el ex campeón en su podcast ‘Believe You Me’.
 
“Puedo o no hacer otra lucha. Entonces es eso. No me gusta Vitor Belfort. La gente debe ver ese vídeo y hablar: ‘Mira el ojo de él, él está destruido’. Y, en parte, es por eso que nunca quise hacer un podcast en vídeo antes. Porque mi ojo fue destruido. Y fue Vitor Belfort quien lo hizo, él es loco. Él es conocido por ser un drogadicto. Él no me gusta. Para mí, él es un hipócrita. Es su última lucha, entonces él se va a dopar como un loco, porque que se f ***”, dijo.
 
En 2013, los atletas se enfrentaron en la lucha principal de un evento que tuvo lugar en Sao Paulo. En ese enfrentamiento, Belfort encajó una patada alta y consiguió el nocaut en la segunda ronda. Sin embargo, la consecuencia de ese combate para Bisping resultó en un desplazamiento de la retina del ojo derecho del luchador, que lo dejó con una cicatriz permanente.
 
En la época de ese combate, el brasileño realizaba una reposición hormonal de testosterona (TRT), cuando el procedimiento aún no era considerado dopaje. Alrededor de un mes después del duelo con el inglés, el UFC confirmó que Belfort realizó ese tratamiento para el evento en São Paulo. Por eso, Bisping aseguró que no respeta a su verdugo y si esa lucha sucediera ella sería marcada por trash talk y ofensas, lo que no es su objetivo.
 
“No es sólo eso. Para mí, la razón principal es que no me gusta y no quiero ser asociado a él. Sé que si lucháramos se convertiría en un típico rendimiento de trash talk de Michael Bisping durante el pesaje y las colectivas. Yo hablo m *** y no quiero eso. Si luchara en Londres, sería mi última lucha. Y quiero controlarme de la misma manera que lo hice durante la mayor parte del tiempo. No quiero que sea sobre mi rivalidad con un tipo que me desfiguró y con quien estoy rebelado. Prefiero ir allá y dar lo mejor, aprovechar el momento, luchar con alguien que yo respeto. Luchar con alguien que será un desafío, pero yo respeto. Y hacer eso con clase “, prometió el inglés.
 
“No quiero ser recordado por ser un hijo de la p *** y creo que Vitor Belfort despertaría ese lado de mi personalidad. Es la última lucha de mi vida, quiero aprovechar el momento, quiero ser respetuoso con mi oponente y agradecer a todos los fans del Reino Unido por siempre que me apoyen durante mi carrera. Y no pelear, argumentar y burlarse. Y mucho menos hacer algo que pueda arrepentirse de aquí a muchos años, cuando mire hacia atrás “, concluyó.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!