Así olvida McGregor la derrota: comiendo un filete bañado en oro

DUBAI, Emirtos Árabes Unidos.- “En panza llena, no hay pena”, dice el dicho. Y es que las derrotas se olvidan mejor con el estómago lleno, pero cuanto más dura es la derrota, mayor debe ser el banquete. El de Conor McGregor para olvidar su histórica debacle ante Dustin Poirier fue, como poco, lujoso.

El luchador irlandés acudió al restaurante que el famoso chef turco conocido en redes como Salt Bae tiene en Dubai. Allí no desaprovechó la ocasión para degustar uno de sus platos estrella: el Golden Tomahawk.
 
VIDEO: El apoyo total de Sergio Ramos a McGregor
 

O lo que es lo mismo: un filete de carne de vaca japonesa envuelto en una lámina de oro de 24 quilates cortado por el mismísimo chef y servido en boca que cuesta la friolera de 1000 dólares.
 
Calderilla para un McGregor que por su última pelea se habría embolsado 25 millones de dólares en total. Y es que las penas no solo se olvidan mejor con el estómago lleno, también ayuda tener la cartera llena.
 
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:
 
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!