Carlos Vela es la sensación en Estados Unidos, pero de ahí a que le pidan ser como Messi hay un largo camino.