Lucho Solignac olvidó su móvil y el alemán no perdió la oportunidad para recordarle la final del Mundial Brasil 2014.