Horarios

David Villa #7 of New York City FC during a game of the New York City FC at Yankee Stadium on March 15, 2015 in the Bronx borough of New York City. (Photo by Elsa/Getty Images)

David Villa, el “Guaje” de New York

NEW YORK, New York.- El domingo 8 de marzo de 2015, 62 mil 510 personas abarrotaron el Orlando Citrus Bowl para asistir al debut de los dos nuevos clubes de la Major League Soccer (MLS): el Orlando City Soccer Club y el New York City Football Club. En el equipo morado del estado de Florida debutó el brasileño “Kaká”, mientras que en el nuevo equipo de ‘la ciudad que nunca duerme’, salió a la cabeza como capitán el ‘Guaje’ David Villa.
 
El debut
El partido tuvo ambiente festivo, más propio de un juego decisivo que de uno inaugural y, como se podía esperar, dejó en evidencia a dos equipos saliendo aún de pretemporada y con numerosos detalles por ajustar. Dominó el primer tiempo el local de la mano de un “Kaká” capitán y líder, que no pudo traducir su ventaja en goles por las oportunas atajadas del arquero Josh Saunders. Salió mucho mejor el City neoyorkino en la segunda etapa, con detalles de Villa y de Mix Diskerud, el 10 del equipo; una dupla que promete entenderse de la mejor forma en el corto plazo. Precisamente una asistencia del “Guaje” permitió a Diskerud definir con sutileza para poner en ventaja al equipo celeste, ventaja que estuvieron a punto de llevarse a casa, de no haber sido por un tiro libre de “Kaká” en el tiempo añadido, rebotó en la barrera, descolocó a Saunders, y determinó que los nuevos inquilinos de la MLS repartieran puntos en su debut.
 
 
 
El club 
Si se junta al actual campeón de la English Premier League —que a su vez tiene uno de los mayores presupuestos del Europa— el Manchester City, con el equipo más ganador de la historia del béisbol estadounidense y a su vez con mayor valor en dicho deporte, los 27 veces campeones New York Yankees, el resultado, las expectativas y los objetivos no pueden ser menos grandes que ellos. De esa unión es que surge el New York City Football Club, para unirse a la MLS y discutir a los New York Red Bulls la primacía en el favoritismo por el fútbol en dicha ciudad, la misma que parece destinada a tener rivalidad entre dos equipos en todos los deportes: los Yankees predominan en béisbol ante los Mets; los Knicks y los Nets buscan recuperar el brillo perdido en el básquet, al igual que los Giants y los Jets en el fútbol americano, mientras que en el hockey sobre hielo la ciudad cuenta con los Islanders y los Rangers. Ciertamente, cuando uno relaciona New York con fútbol, viene la mente el Cosmos de los setenta donde jugaron “Pelé”, Carlos Alberto, Beckenbauer y donde este 18 de abril debutará Raúl González. Pero dicha franquicia, tras renacer de un largo período desaparecida, juega actualmente en la North American Soccer League (NASL) y no en la MLS.
 
 
Un proyecto de la magnitud comentada necesitaba un nombre resonante, una cara conocida a nivel mundial y con pergaminos que permitieran desde el inicio hacer noticia al New York City. Ese jugador por el que optaron los citizens fue David Villa, el máximo goleador de la selección española de fútbol y dueño de un palmarés ampliamente conocido: Campeón Mundial, de Europa, de Mundial de Clubes y de Champions League, de Ligas de España, Copas y Supercopas. Sus logros con la selección española, el Real Zaragoza, Valencia, Barcelona y Atlético de Madrid, hacen de aquel “Guaje” que debutó en su Sporting de Gijón de siempre un jugador reconocido a nivel mundial y, a sus 33 años, una figura ideal para ser el primer jugador franquicia del New York City. Luego de una temporada en el Atlético de Madrid en la que anotó 15 goles en 47 partidos, Villa se vio convencido por la propuesta de los citizens y el 2 de junio de 2014 fue presentado como el primer jugador en la historia del club. El ‘Guaje’ en aquel momento manifestó haberse sentido atraído por la calidad del proyecto y el interés que se depositó en él para abanderar el mismo, así como por la posibilidad de colaborar en el desarrollo de una liga en crecimiento como la MLS.
 
 
Tras el mazazo recibido por Villa y por toda España con el fracaso en el Mundial Brasil 2014, en el cual el 7 se despidió de La Roja, el “Guaje” alistó maletas, pero no para retornar a New York, sino para ir hacia un destino más lejano aún: Australia. Teniendo en cuenta que la MLS no comenzaría hasta marzo de 2015, el City envió a Villa al Melbourne City para reforzarlo durante el mes de octubre de 2014, periodo en el cual el ‘Guaje’ jugó cuatro partidos, anotando dos goles. Luego de ello llegó el momento de volver a New York, para dedicarse plenamente a la integración en su nuevo equipo y a la preparación de la temporada 2015: la primera de los citizens del este de Estados Unidos.
 
Más allá del presupuesto, la envergadura del proyecto, y las instituciones que se encuentran detrás del mismo, en lo futbolístico hay un hecho concreto e innegable: se trata de un proceso que necesita paciencia. No se trata de la reconstrucción de un equipo, ni la renovación o refuerzo de algún equipo ya en competencia, si no de formar un equipo de la nada, con jugadores que apenas se han conocido pocos meses antes de comenzar a competir oficialmente. Para esta tarea, el City contrató a Jason Kreis, ex jugador en la MLS, de la cual fue uno de sus principales anotadores en la década de los noventa y primeros años de este siglo, que tras retirarse dirigió por casi siete años al Real Salt Lake también en la MLS.
 
 
Al poco tiempo de contratar a Villa, el equipo se hizo de los servicios de Frank Lampard, que fue cedido al Manchester City con el compromiso de integrarse al equipo neoyorkino una vez finalizada la EPL, y se ha ido formando con jugadores de la confianza de Kreis que trabajaron previamente con el técnico en el Real Salt Lake, como Chris Wingert, Sebastián Velásquez, o el medio centro Ned Grabavoy; otros con experiencia en la MLS como Andrew Jacobson, Jason Hernández y el arquero Josh Saunders (que inclusive fue campéon de la NASL el año pasado con los San Antonio Scorpions); y también con un jugador como el mencionado ‘Mix’ Diskerud, que llega del Rosenborg noruego, y que a sus 24 años está llamado a destacarse en su primera temporada en el fútbol del país de su madre, y al que representa a nivel de selección (ya formó parte del equipo estadounidense en el Mundial 2014). Sin duda un resultado más que aceptable para el New York City en su primera temporada sería llegar a postemporada y tratar de llegar lo más lejos posible en la misma una vez clasificados.
 
 
An Asturian man in New York
Mientras tanto Villa va haciendo historia. Fue el primer jugador del club y es el primer capitán del equipo, anotó el primer gol de la historia del mismo en un amistoso jugado en febrero de este año contra el St. Mirren escocés, y es el rostro del equipo: en toda publicidad, en toda actividad del club, al nombre del New York City se asocia de forma instantánea al apellido Villa.
 
El “Guaje” es querido, admirado, reconocido y respetado, no solamente por los aficionados y The Third Rail  —el primer grupo de aficionados formado para apoyar al equipo a donde vaya—: sus propios compañeros no esconden lo que significa la figura de David Villa para ellos. Tal es el caso del colombiano Velásquez quien comentaba que, cuando supo que jugaría con Villa, le pareció increíble, pero que los nervios dieron paso a una relación cordial desde el primer entrenamiento, cuando el “Guaje” lo hizo sentir como si se conocieran de toda la vida, lo que hizo todo más sencillo en el campo.
 
En medio de esa admiración y la responsabilidad que implica ser el jugador franquicia del equipo, a Villa se le ve feliz. Parece disfrutar de la ‘Gran Manzana’, de tanto en cuando comparte sus experiencias en la misma, bromas a sus compañeros y hasta “colaboró” (digamos que simbólicamente) en una canción hecha al equipo celeste a ritmo de pop.
 
Este domingo 15 de marzo será parte de otro evento histórico del novel equipo, como lo es el primer partido del New York City en el mítico Yankee Stadium. En dicho recinto, donde los duelos entre los New York Yankees y los Boston Red Sox constituyen una de las rivalidades más encarnizadas del deporte, los citizens debutarán justamente contra los New England Revolution. El duelo entre ciudades rivales se repite pero, en lugar de bates, guantes, cascos y jonrones, el estadio del Bronx estará esperando goles de un equipo que busca identificarse con la ciudad, y que la ciudad se identifique con él. No estará el recientemente retirado Derek Jeter, glorioso capitán de los “Bombarderos del Bronx”, pero en su lugar estará un capitán venido desde Asturias, con toda la intención de dejar su huella para siempre en una historia que apenas está comenzando. Y es que David Villa, su capitán, quiere ser desde el inicio el “Guaje” de New York.
 
Con información proporcionada por www.FutbolMLS.com
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!