Maldición o no, en Pumas no se distraen con ese argumento y ante Chivas saldrán a romper la mala racha, pues dicen estar en mejores condiciones futbolísticas que el equipo de Guadalajara. Ambos pelean el descenso.