Horarios

El estadio Olímpico Universitario se convirtió en un Bunker, miles de policías resguardaron el lugar y América tomó sus precauciones, con camionetas blindadas, aunque no faltó el que se quiso pasar de vivo.