No habrá presión para Pumas de cara al choque de Copa Libertadores ante el Emelec. El objetivo es sumar en casa y amarrar lo antes posible el boleto a la siguiente etapa, pero sin presión.