Horarios

Si usted cree que la goliza que se llevaron los Pumas en la final de ida ante los Tigres fue pura tristeza para la afición universitaria, está en un error. Los más tristes son los revendedores.