Difícil acabar con tal grito si hasta los superhéroes colaboran. Y es que de nada sirvió la campaña lanzada por la Fmexfut para acabar con el grito que la afición mexicana acostumbra lanzar al portero rival.