Duro y a la cabeza se le fue Tomás Boy a sus jugadores luego del ridículo que hicieron tras quedar eliminados de la Copa MX ante el Necaxa. Y a Jesús Corona no le queda otra que apechugar y resignarse