Se supone que la ofensiva del puma reforzado sería más temible que la del semestre pasado; pero la realidad es que ni Luis Quiñones ni Mathías Vidangossy han justificado unirse a la que fuera la mejor ofensiva.