Parejito, parejito, ¡vaya regularidad la de Chivas en el Clausura 2016; ocho jornadas ya y nada de triunfos; puros empates y derrotas.