¿Una Fiera con vestido rojinegro? Esa es la meta que se tiene con Gustavo Matosas al frente del Atlas, volverlo un equipo protagonista, que juegue de forma ofensiva y que no consiga un título de liga.