Señores de las finales. América y Tigres, finalistas en la disputa del título de Concachampions son los cuadros más dominantes del futbol mexicano en cuanto a finales jugadas se refiere en el último lustro.