Ignacio Ambriz, el técnico de las águilas aún no asimila el descalabro y sólo espera que el equipo tenga un mejor funcionamiento en los próximos partidos.