Pumas vs Morelia

Roberto Hernández y su amargo recuerdo en CU

MORELIA, México.- La batalla campal del 2011 entre Cruz Azul y Monarcas en la cancha del Estadio Morelos repartió castigos a diestra y siniestra. Tomás Boy terminó con cinco juegos de suspensión de cara a la gran final del Torneo Clausura 2011 ante Pumas. Los encargados entonces de dirigir fueron Carlos Bustos y Roberto Hernández, ambos auxiliares del ‘Jefe’.

En el otro banquillo Guillermo Vázquez disputaba su primera final con los auriazules. La ida en el Estadio Morelos terminó con un 1-1 con goles del mítico Palencia y el ecuatoriano Joao Rojas, dejando todo para la vuelta en Ciudad Universitaria. Bustos y Hernández sabían que necesitaban un juego perfecto para vencer a los felinos en su casa.

Desde el inicio, Joao Rojas buscó desquiciar a sus marcadores llegando por las bandas. Un penal al 12’ provocado por una falta de Vilar sobre López le permitió al ‘Gatillero’ Juan Francisco Palencia adelantar a los felinos con un disparo que dejó sin oportunidad al arquero argentino. Monarcas comenzaba contra la pared.

La intensidad de la ofensiva rojiamarilla aumentó y no pasaron ni quince minutos para que otro penal se marcara, ahora a favor de Morelia. El ahora jugador de Monarcas, Marco Palacios, chocó a Sabah, dándole al central argumentos para una pena máxima que Jaime Lozano, canterano del conjunto del Pedregal, festejara el 1-1.

El primer tiempo no otorgó más emociones. En el segundo tiempo los técnicos comenzaron a mover sus piezas en medio de un partido que se cerraba cada vez más y donde un gol sería la diferencia. Cortés en labores defensivas salvó agónicamente a su equipo al tapar un remate de Rojas en el área.

Bustos y Hernández tardaron demasiado en mover sus piezas, pues aunque su equipo manejaba el partido, no lograba llegar al área rival con claridad. Márquez de media vuelta hizo sufrir a todo el Olímpico pero segundos después Javier Cortés marcó uno de los goles más importantes de su carrera, sino es que el más, al entrar por derecha, realizar dos túneles y colocar el balón en el ángulo contrario del arco de Vilar.

El tanto cayó a 13 minutos del final, mismos en que Monarcas realizó sus últimos dos cambios buscando una reacción que no llegó, ahogando su oportunidad de levantar un trofeo una vez más. Boy desde lejos sufría a la par de sus auxiliares, que no fueron capaces de imprimirle la intensidad del ‘Jefe’ en el área técnica.

Huiqui y Felipe Rodríguez además del ‘Pikolín’ por parte de Monarcas sobreviven a ese trago amargo del equipo de la capital michoacana frente a jugadores felinos que apenas comenzaban a consolidarse en aquel entonces, como Fuentes, Cortés y Cabrera, mismos que ahora, ya como titulares indiscutibles, buscarán repetir la dosis en medio de una crisis severa en el seno auriazul.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!