Horarios

¿Qué está pasando en Morelia?

MÉXICO, DF.- La catástrofe de Monarcas parece empezar en los últimos días de enero del año 2014, cuando en una decisión muy precipitada, la directiva decide cesar a Carlos Bustos, técnico que había seguido con la escuela que dejó Ruben Omar Romano y que había tenido dos torneos bastante positivos.

Carlos Bustos acumuló 16 victorias, 9 empates y 8 derrotas, para 57 puntos de 99 disputados y un porcentaje de efectividad del 57 %, el técnico que mejores números entrega después de Rubén Omar Romano.

ARTÍCULO: Morelia cierra filas para corregir errores

Cuando Bustos es cesado, llega Eduardo de la Torre, quien apenas consigue 1 victoria, 2 empates y 2 derrotas, obteniendo 5 de 15 puntos disputados y un porcentaje de efectividad del 33 % y es despedido tras sólo 5 partidos al frente del equipo.

Roberto Hernández toma de manera interina el mando de la “Monarquía” y su único partido al frente de los purépechas, lo gana. A la semana siguiente se nombra su reemplazo en la persona de Ángel David Comizzo, quien también tiene una participación terrible con Morelia al obtener 2 victorias, 5 empates y 7 derrotas, consiguiendo 11 puntos de 42 disputados, para un porcentaje de efectividad de 26.2 %, por lo cual, nuevamente la Directiva decide cambiar de entrenador.

Al rescate de Monarcas llegaría José Guadalupe Cruz, el “Profe” tampoco pudo hacer mucho y es que con el joven plantel que había dejado la directiva, a Cruz le fue imposible levantar al equipo. El “Profe” consiguió 2 victorias, 2 empates y 6 derrotas, 8 de 30 puntos disponibles y un porcentaje de 26.66 %. José Guadalupe Cruz fue cesado al terminar el pasado torneo. 

La última víctima de la grave crisis por la que atraviesa el equipo moreliano fue Alfredo Tena, quien apenas tuvo tiempo de dirigir 7 jornadas, en las cuales no pudo conseguir una sola victoria. Con 3 empates y 4 derrotas, 3 puntos de 21 disputados y un mísero porcentaje de efectividad de 14.3 %, el “Capitán Furia” es sin duda alguna el que peor la ha pasado en el banquillo de Monarcas.

Roberto Hernández aceptó por segunda ocasión el puesto de entrenador de manera interina y de nueva cuenta inició con una victoria, la única del conjunto michoacano hasta el momento, pero después de aquellos 3 puntos ha acumulado 3 derrotas consecutivas.

Monarcas esta hundido en la peor crisis que ha vivido la institución desde que fue adquirida por Grupo Salinas. La primera campaña de la “Monarquía” con su nuevo dueño entregó malos números al ubicarse en la posición 18 del Invierno 96 con tan sólo 12 unidades, pero después de aquella campaña, los michoacanos nunca volvieron a ocupar la última posición hasta la temporada pasada cuando ese récord negativo fue superado al volver a ubicarse en la última posición pero con sólo 10 puntos.

Durante 36 torneos cortos Monarcas ha accedido a la liguilla en 18 ocasiones, ha sido líder general en 2 ocasiones y campeón en una oportunidad. La crisis que vive Morelia no tiene un culpable, si no muchos. Algunos piensan que es culpa de los dueños por dejar de lado al equipo después de la adquisición del Atlas, otros tantos piensan que es mala planeación de los Directivos al realizar tantos cambios de Técnico, los menos creen que es un problema en la Dirección Técnica y falta de actitud de los jugadores.

Lo cierto es que Monarcas parece estar condenado a muerte, pues el siguiente torneo sin importar lo que pase, Morelia empezará en el último lugar de la tabla de porcentajes y con una cuesta muy difícil por subir. ¿Quién será el valiente que tome el timón de este barco que parece estar destinado a hundirse?

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!