MÉXICO, DF.- Por lo general el conseguir un campeonato eleva la confianza de un equipo, tanto del plantel y los directivos, como de la afición. Sin embargo, el que los Pumas hayan ganado el Clausura 2011 ha sido contraproducente.

Después del torneo en que vencieron a Monarcas en la final, los del Pedregal han calificado nada más a dos de las seis liguillas que se han disputado, incluyendo una sequía de tres cuartos de final a los que no llegaron de manera consecutiva.

Además de eso su desempeño ha dejado mucho qué desear. Fueron últimos en el Apertura 2013 y este torneo podría ser el segundo desde el último título en que no logran ganar en Ciudad Universitaria.

Tampoco han sido un equipo al que las defensas teman. Nada más han superado los 20 goles en dos de los siete torneos, incluyendo el actual. En la primera fase han anotado 123 goles, por lo que tienen un promedio de 17 goles por temporada. Incluso el Morelia, quien fue su rival en aquella final y es el peor equipo de este Apertura, promedia casi 23 goles por torneo.

Defensivamente no han sido mejores. La portería resguardada en la mayoría de los partidos por Miguel Alejandro Palacios ha visto cómo entra el balón en 139 ocasiones, teniendo una media de casi 20 goles en cada fase regular. El equipo michoacano, para seguir con la comparación, ha aceptado un poco más de 21 goles por torneo, considerando los 32 que le han anotado en este semestre.

El tiempo ha pasado y Guillermo Vázquez ha regresado al banquillo con la presión que significa estar en el Club Universidad. Hasta el momento ha perdido nada más un partido pero queda la duda si podrá hacer que su equipo regrese a los primeros planos.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!
 
[