Horarios

Mar.Sep.22 12:00 AM EDT
Mié.Sep.23 12:00 AM EDT
Vie.Sep.25 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.26 12:00 AM EDT
Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.03 12:00 AM EDT

MÉXICO, DF.- El polémico arbitraje de la final del fútbol mexicano entre América y Tigres, desató muchas inquietudes en el público. Lo cierto es que parece difícil ver un partido con 3 expulsados de un mismo equipo, más aún una final. Pero ya existen algunos precedentes de esta situación. El domingo por la tarde, Paul Delgadillo expulsó a tres jugadores del equipo Tigres, para dejarlo en clara desventaja frente al América y que el cuadro azulcrema pudiera lograr la remontada. Primero Burbano:

Luego Damián Álvarez:

Y por último Nahuel Guzmán:

El primer caso de una final con tres expulsados de un mismo equipo en la historia de los torneos cortos, fue en el Apertura 2003 cuando extrañamente los mismos Tigres se quedaron con 8 hombres tras las expulsiones de Antonio Sancho, Eduardo Rergis e Irenio Soarez. Los norteños ganaron ese partido por la mínima diferencia, pero perdieron en el global contra los Tuzos del Pachuca por marcador de 3-2. El arbitro del encuentro fue Marco Antonio Rodríguez. Dos años más tarde, nuevamente un equipo norteño se quedaría con 8 elementos tras expulsiones.

Monterrey disputaba una final aguerrida con Toluca. El partido de ida había quedado empatado a tres tantos. Para la vuelta, el mismo “Chiqui Marco”, expulsó a Paulo Serafín, Luis Ernesto Pérez y José Joel González, para dejar al Monterrey en desventaja. El resultado fue de 3-0 en favor de los Diablos Rojos. No cabe duda de que los arbitrajes como estos siempre levantaran polémica. Pero creo que el trabajo del arbitro no debería dementar en nada los logros de los equipos. Todos somos humanos y solemos equivocarnos, lo cierto es que algunos nos equivocamos más que otros.

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!
 
[