Mauro Boselli, un goleador con pasado inestable