El recuerdo de un partido “A lo Atlas”

GUADALAJARA, México.- Últimamente se ha hablado mucho sobre los partidos que terminan “A lo Atlas”. Esta frase se utiliza principalmente cuando todo puede pasar al final del partido y no puedes dejar de ver el encuentro porque podría ganar cualquiera de los dos equipos. Para un ejemplo perfecto de un partido así, hay que remontarse al Apertura 2004 en el Estadio Jalisco, cuando los Rojinegros recibieron a los Rayados de Monterrey.

La noche del 11 de septiembre de 2004 en la ciudad de Guadalajara se disputó uno de los partidos más bizarros, por decirlo de alguna forma, que han vivido los torneos cortos. Al minuto 17 Robert de Pinho anotó el primer gol de la noche, a pase de Carlos María Morales. El defensa del Monterrey, Ismael Rodríguez fue el encargado de emparejar los cartones rematando en un tiro de esquina.

Al inicio del segundo tiempo todo se volvió una locura. Miguel Herrera – en ese entonces técnico de Rayados – había mandado al joven Oribe Peralta al campo para refrescar el ataque, ya que sentía que podía vencer a los Zorros. Con tan solo unos segundos de haber reiniciado el encuentro, el árbitro del encuentro expulsó a Diego Ordaz por una falta polémica sobre Robert de Pinho cuando iba a encarar al arquero. Un par de minutos después, Pablo Rotchen también se fue a las regaderas por una fuerte falta sobre Juan Carlos Medina, quien tenía unos minutos en el campo.

El planteamiento de ambos técnicos cambió. El “Piojo” metió a Santiago Baños en lugar de Jesús Arellano y minutos más tarde, sacó a Baños lesionado e ingresó Elliot Huitrón. Sergio Bueno, timonel del Atlas, sacó a Juan Carlos Medina para que entrara Juan Pablo García.

Los movimientos le funcionaron a los locales. El brasileño marcó su segundo gol de la noche y diez minutos más tarde, Daniel Osorno anotó el 3-1. Con todo puesto para la goleada, los tapatíos se confiaron y los regios nunca se dieron por vencidos.

Al minuto 86, Walter Erviti aprovechó un rechace del portero Antonio Pérez para definir cruzado y así acercar a su equipo en el marcador. Cuando el cronómetro llegó al minuto 90, el árbitro marcó una falta dentro del área del Atlas. Guillermo Franco fue el encargado de llevar la locura hasta la sultana del norte, quitándole los tres puntos a los Rojinegros.

El público espera que este sábado el partido sea igual de emocionante como lo fue hace más de 10 años. Que el recuerdo de la entrega y el buen fútbol sea recordado por mucho tiempo, sobretodo porque ambos equipos han demostrado tener suficiente potencial para destacar en este Clausura 2015.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!