El contragolpe: la cara de los Xolos

TIJUANA, México.- Después de haber navegado por aguas turbulentas por un par de campañas, los Xoloitzcuintles de Tijuana han vuelto a encontrar la fórmula del éxito y la clave para regresar a los primeros planos del futbol mexicano.

Tras 11 jornadas del torneo Clausura 2015 de la Liga Bancomer MX, los canes aztecas se encuentran en la cima de tabla general de clasificación, con 23 puntos, producto de siete victorias, dos empates y el mismo número de descalabros.

ARTÍCULO: Los Xolos continúan comandando la Liga MX

Esta situación es muy similar a la que gozaron en el certamen de Apertura 2012, cuando el estratega Antonio Mohamed los llevó a proclamarse campeones del balompié azteca.

En aquel entonces, los tijuanenses se caracterizaban por ser un equipo que, ordenadamente, esperaba el momento exacto para soltar el latigazo, buscando a Duvier Riascos y a Fidel Martínez, quienes se encargaban de desequilibrar y liquidar a sus rivales, explotando su velocidad y su atrevimiento.

Sin embargo, después de consagrarse a nivel nacional y de poner en alto a la ciudad fronteriza en el plano internacional, el rompecabezas rojinegro fue perdiendo piezas y el proyecto canino empezó a tambalearse ante los intentos de Jorge Almirón y César Farías.

Fue ahí cuando Daniel Guzmán apareció en el mapa para tratar de recomponer el camino de los perros prehispánicos, regresando a las bases que les había permitido tocar el cielo con las manos en el año 2012.

Poco a poco, el ‘Travieso’ fue trabajando en el lado humano de sus jugadores para motivarlos y lograr que recobraran la confianza, así como el hambre de triunfo, para demostrarles que podían volver a la cúspide si todos daban lo mejor de sí mismos.

Ello provocó un gran ambiente de trabajo en el campamento azteca, que su grupo se sintiera como en casa, que se uniera, pero, sobre todo, que se comprometiera a poner su granito de arena.

Entonces todos sus elementos empezaron salir con la prioridad de defender el escudo que portaban enfrente para generar un equilibrio, invitar el ataque de sus rivales y asechar la hora de proyectar a sus letales artilleros.

Ahora, bajo el mando del defensor central y capitán, Javier Gandolfi, sus compañeros Jesús Chávez, Richard Ruíz y Juan Carlos Núñez tratan de mantener la armonía defensiva de la mano de los centrocampistas Juan Arango, Javier Güémez, Joe Corona y Gabriel Hauche, quienes suelen renunciar a la posesión de la pelota para ponerse el overol, bajar hasta el fondo de la cancha, colaborar a la defensiva, darles un respiro, tratar de salir con el balón controlado y compartirlo con Dayro Moreno y Alfredo Moreno.

Este planteamiento los ha categorizado como un conjunto fulminante y les ha permitido ocupar una posición privilegia en la tabla general, así como ilusionar a los seguidores tijuanenses ya que, además de ello, cuentan con la mejor ofensiva y con el estadio Caliente imbatible. 

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!