Horarios

Sáb.Ene.16 5:00 PM EST
Ariel Nahuelpan, Pachuca
Con frecuencia se confunden los conceptos de competitividad y mediocridad. En el caso de nuestra Liga no hay confusión, lo que reina es lo mediocre.
 
La liga MX tendrá un líder general: América, Atlas, Toluca o Tigres. Cualquiera de ellos no habrá cosechado más del 65% del total de los puntos posibles en el torneo y eso no es todo, habrá al menos un invitado a la liguilla con menos del 50%, algo que, al menos en mi opinión no es competitivo sino mediocre.
 
Yendo más a fondo, el problema no es el nivel de los equipos sino el sistema de competencia que hace que los clubes no tengan las mismas prioridades, es decir, lo importante es clasificar a la ‘Fiesta Grande’ aunque sea con 22 puntos y ya en esta ‘cualquier cosa puede pasar’. Claro, esto dejando de lado a los equipos involucrados en el descenso para los que lo único importante es ‘puntuar’.
 
Además de todo esto, tenemos a los equipos que enfrentan compromisos internacionales que ’tiran la liga’ hasta que se ven desahuciados en los primeros y deciden retomar el esfuerzo para colarse a la posibilidad de ser campeón (o incluso, bicampeón). Claro, la posibilidad de llegar a estos torneos (al menos a la Libertadores) es TAN complicada que en muchas ocasiones los equipos que se meten lo hacen de rebote y algunos prefieren enviar un equipo ‘B’ para ‘evitar el desgaste’ de sus jugadores. 
 
Modificar el sistema de competencia del fútbol mexicano es imperativo, volver a los torneos largos mejora la competitividad y no promueve la mediocridad. Eliminar la tabla de cocientes haría que los clubes lucharan por el triunfo en cada partido y no solamente a partir de la jornada diez u once. Darle un incentivo sustancial a la Copa MX la convertiría en un torneo con peso específico y no en un torneo que NADIE quiere jugar sino hasta las semifinales.
 
El Clausura 2014 está a punto de convertirse en el torneo con menos goles en promedio de los últimos 90 años y con razón: mientras lo importante sea ‘colarse’ o ‘puntuar’ y no apuntar a lo más alto de la tabla esto no mejorará, sino -efectivamente- todo, todo lo contrario.
 
¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!
 
[