Horarios

Almeyda, el pastor que le hacía falta al Rebaño

GUADALAJARA, México. – Su llegada era criticada, mientras José Manuel de la Torre entrenaba con el primer equipo un domingo 13 de septiembre de 2015, Matías Almeyda aterrizaba en la ciudad de Guadalajara para negociar su nuevo cargo como técnico de Chivas.

Apenas una semana después, el “Pelado” era presentado. Poco tardó en cambiar la cara a un equipo que se volvió alegre, que no solamente peleaba, sino que era capaz de proponer un juego vistoso de visita y de local, tal como su grandeza lo exige.

Querétaro, América en el Clásico y Monterrey, fueron los primeros rivales en cruzarse por su camino. Los tres los libró. No logró acceder a Liguilla, pero el premio al trabajo y un fútbol atrevido, por momentos suicida, llegó la noche del 4 de noviembre ante León.

Con 50 días al frente del equipo, el argentino rompió una racha de nueve años de sequía de títulos, pues sus muchachos vencieron 1-0 al León. Los tapatíos eran Campeones de la Copa MX y con ello, conseguían el pase a la Súper Copa MX y una oportunidad para disputar el boleto a la Copa Libertadores como México 3.

 “Más que el técnico son los jugadores, yo estoy detrás de ellos dándoles instrumentos para que mejoren día con día. A veces me equivoco, pero trabajamos todos los días. Es consecuencia al gran trabajo. Esto quedará en mi corazón para toda la vida. Ahora este gigante tiene que seguir con la Liga y conseguir su pase a la Liguilla”, comentó aquella vez tras la victoria el argentino.

Fue un turbio inicio de 2016 lo que se encontró. No pudo ganar durante 11 partidos de Liga, pasó del 1-0 ante el Atlas del 1 de noviembre durante el Apertura 2015, hasta el 2-0 ante Querétaro correspondiente al Clausura 2016 en la cancha del Corregidora. Casi tres meses en los que se esperaba que su cabeza rodara en cualquier momento.

Sin embargo, el mérito del dueño, Jorge Vergara, encontró frutos luego de que el equipo ligó nueve partidos sin perder y por fin pudo clasificarse a la Liguilla en donde se verían las caras ante el América.

De nuevo, el Rebaño se había convertido en un protagonista que tuvo contra las cuerdas al máximo rival durante el juego de vuelta. No obstante, un par de errores en la zona baja provocaron la voltereta azulcrema, y por ende, la eliminación del conjunto rojiblanco.

Pese a esto, casi de manera inmediata comenzaron los rumores sobre una renovación de contrato para Almeyda. Cinco años y tener completamente en sus manos el poder de las decisiones en cuestiones deportivas, entre lo que más llamaba la atención del nuevo vínculo.

A una semana de iniciar el Apertura 2016, el estratega entregó el segundo trofeo a Jorge Vergara en ocho meses de gestión: la Súper Copa MX, con lo que amarró también el pase a la primera fase de la Libertadores, algo que tenía tiempo soñando.

Apenas a mediados de semana Almeyda reveló que hace años festejó un triunfo del Rebaño en la justa continental, confirmando así su deseo de hacerlo una vez más, pero esta vez desde una posición diferente.

 “Es una ilusión enorme la de poder jugar en la Copa Libertadores. Un día me puse muy feliz cuando Chivas le ganó a Boca, me encantó. Los veía como un grande, y estamos en el camino de que Chivas pueda participar en un torneo internacional nuevamente. Van a venir equipos de otros lugares si es que avanzamos y empezamos a caminar por otra senda, algo internacional que lo deseo con toda mi alma de poder estar”, dijo en su última intervención ante los medios de comunicación en Guadalajara.

Chivas se ha ganado pues el derecho a sacar una espina clavada venciendo 2-0 al Veracruz, pues cabe recordar que la última vez que participaron en este torneo en el año 2012, cayeron en fase de grupos producto de cuatro puntos; Vélez Sarsfield, Deportivo Quito y Defensor Sporting, ante el cual obtuvieron su única victoria, fueron sus rivales en el sector.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!