Melissa Satta, seducción en su máxima expresión