No fue el año pasado cuando Modric ganó el premio ni tampoco en este para ver cómo se lo entregaban a Messi. Modric no se calló lo que piensa.