El español puso su nombre en letras de oro como el futbolista más ganador en la historia con una selección, pero CR7 está cerca.